1.20.2016

Zipline: lo que hay que saber

excursiones-aventura-ziplines
Listo para volar de árbol en árbol en una selva tropical?
Con una zipline -también conocida como tirolesa o canopy-, podés ver la selva como la ven los pájaros, descubriendo escenarios que nunca podrías ver desde el suelo.
Pero antes de engancharte a una línea y empezar a deslizarte, hay algunas informaciones básicas que tenés que conocer; los operadores turísticos responsables siempre te dan una charla de unos 30 minutos, donde te explican todas las cuestiones relativas a la seguridad y la práctica de esta actividad, para que te sientas cómodo y tranquilo al realizarla.
Estos son algunos consejos que también te serán de utilidad si estés pensando engancharte a una tirolesa:
1. Elegir un operador confiable
Visitar el sitio web de la empresa no es suficiente. Antes de decidirte por una empresa u otra, tratá de hacer una o dos llamadas telefónicas para aclarar todas tus dudas. Por ejemplo, ¿con qué frecuencia se inspecciona el curso, y por quién; cuál es el historial de seguridad de la compañía; qué seguros incluyen; qué capacitación tienen sus instructores, etc.
zip-line-consejos
2. Observar el lugar
Una vez que llegues al lugar de la excursión, observalo con cuidado. El lugar es de fiar? Los instructores son profesionales? Se incluyen una charla y demostración de seguridad? (Si no es así, es mejor elegir otra cosa) Mirá el equipo que te proveen, incluyendo mosquetones, cuerdas, arneses y cascos. ¿Están bien mantenidos? Mirá el recorrido en sí. ¿Las líneas se ven bien mantenidas? ¿Y las plataformas? ¿Se ven robustas? ¿Tienen barandillas?
3. Escuchá cuidadosamente.
Nadie, incluso los peores operadores, te van a enganchar a la línea y empujarte, sin al menos un pequeño guiño a la seguridad. Así que no hagas como solemos hacer en los aviones, cuando la azafata explica las normas y rutinas de seguridad previas al vuelo. Es importante escuchar con atención las instrucciones de seguridad que te den. Y, de nuevo, hacer preguntas.
Ziplines-Runners
4. Verificar la seguridad de las líneas
Una vez iniciada la actividad, asegurate de estar enganchado a una cuerda de seguridad en todo momento y no sólo mientras te deslizás a toda velocidad entre las distintas plataformas. (En algunos lugares, es necesario engancharse a dos líneas de seguridad) Muchos de los accidentes se producen al “aterrizar” en una plataforma. Así que, si te estás deslizando (generalmente a muchos metros del suelo), tenés que estar enganchado de manera segura a una línea que te sostendrá ante cualquier contingencia. También, tené cuidado con los otros participantes y los guías. No te pongas en su camino.
5. Conocé tus límites
Los distintos cables de cada línea tienen, como es de imaginar, un límite de peso. Pero ser robusto o excedido de peso no es lo único que debes considerar antes de realizar esta actividad. Si estás embarazada, si tenés una enfermedad del corazón, si creés que el estrés podría afectarte o tenés pánico a las alturas… mejor elegir otra cosa.
0excursiones-aventura-zip-line
6. Usá un casco
Siempre. Y ya que hablamos de vestuario, nada de chancletas u ojotas, mejor un calzado cerrado; también mejor pantalones largos o no muy cortos; no llevés nada colgando del cuello (sobre todo cámaras fotográficas) que puedan engancharse y provocar un accidente y, por último, si tenés el pelo largo, hay que atárselo.
Ahora sí! Empezá a disfrutar de está espectacular aventura que, después que la experimentes por primer vez, vas a querer volver y volver!

0 comentarios:

Publicar un comentario