11.10.2015

Lugares escondidos para descubrir en tus vacaciones

Hay muchos rincones escondidos, dignos de descubrir en República Dominicana.
Éstos, según los expertos, son algunos de los mejores de la isla, que podrías visitar en tus próximas vacaciones.
Puerto Escondido
Al suroeste de Cabo Cabrón (Península de Samaná) hay una playa pequeña y aislada: Puerto Escondido. Sólo se puede llegar por barco; es un refugio natural para los pescadores que pueden encontrar dificultades cuando el mar está agitado; aunque también puede ser una trampa si el mal tiempo viene del Oeste, Noroeste, cuando se produce mucho oleaje.
peninsula-samana
Si el tiempo es bueno, hacer ua excursión hasta Puerto Escondido es sin duda gratificante. No está muy lejos de la “civilización”; pero la paz que reina allí es excepcional y se puede disfrutar de esa sensación de aventura que muchos buscan. La navegación para llegar a esta playa puede comenzar en Las Galeras (más cerca) o desde Las Terrenas; y en el camino también se puede hacer pesca de altura. Durante algunos meses también se pueden avistar a las ballenas jorobadas.
Playa el Valle
Bajando por la costa (todavía estamos en el lado norte de la Península de Samaná), a unas pocas millas al suroeste de Puerto Escondido, se encuentra la Playa el Valle. Se puede llegar en barco (pero cuidado, porque el oleaje es muy peligroso) o por Samaná, a lo largo de un sendero que pasa entre ríos, vados, colinas y bosques.
peninsula-de-samana
Es un recorrido muy pintoresco y, una vez llegados a la playa, sorpresa! Hay dos pequeños restaurantes en los que se puede comer pescado o langosta cocinados a la manera típica, cerveza, ron… En resumen: un interesante paseo desde varios puntos de vista.
Parque Nacional Los Haitises
Yendo hacia el sur, a lo largo de la costa este de la isla, se entra en la Bahía de Samaná y, en su parte Suroeste, se encuentra el Parque Nacional Los Haitises, con sus decenas de pequeñas islas, canales de manglares y naturaleza exuberante y salvaje. El lugar es agradable y para visitarlo es necesario ir en barco. Llegar por tierra es un problema, y caminar por la línea costera entre la maraña de manglares y canales, es casi imposible. También hay muchas cuevas, alguna vez utilizadas por los indios Tainos, que han dejado sus huellas en las rocas, esculpiéndolas o dibujando en las paredes.
Los-Haitises-National-Park
Los tours al parque se organizan por mar (desde Sánchez o Samaná). Para el almuerzo se lleva a los visitantes a otros lugares de la bahía para degustar un buffet típico. Es una excursión que no hay que perderse.
Laguna Limón
Hacia la parte sur de la bahía de Samaná, saliendo por Miches, a lo largo de la costa este, se llega a la Laguna Limón. Otro lugar agradable, con características agrestes y únicas, tales como la zona sur de la Laguna Nisibón y otros humedales. A Laguna Limón se puede llegar por la carretera que va desde Higüey hacia Miches y Sabana de la Mar. Una vez en Las Lisas, tomar el sendero que conduce a la playa y a la Laguna.
Los-Haitises-National-Park
Allí hay un restaurante y pequeño hotel (Rancho la Cueva), desde donde se organizan excursiones en pequeños botes con motores eléctricos por la laguna, o paseos a caballo por los alrededores. Y allí también se pueden probar los exquisitos langostinos de río, casi tan grandes como una langosta. La playa cercana, es salvaje e incontaminada por decenas de kilómetros.
Siguiendo por la costa, a unos 5 kilómetros al sur, se puede ver el casco intacto de un pequeño buque de carga “sentado” en el arrecife, a 100 metros de la orilla. Cómo llegó allí, es un misterio.
Cabo San Rafael
Bajando aún más por la costa, pasamos Bávaro y Punta Cana y encontramos otro lugar muy agreste: Cabo San Rafael, donde existe un pequeño poblado, Pueblo, al que se puede llegar fácilmente a lomo de mula o en auto. En la vasta área interior, no vive prácticamente nadie, pero es interesante por las muchas cuevas que se encuentran allí y también algunos cementerios indios.
En muchas cuevas se pueden apreciar numerosos testimonios de los antiguos indios. Decenas de otras cuevas y sitios arqueológicos son visibles a lo largo de la escarpada costa. No se descarta que tales cuevas natural hayan sido utilizado como escondites por los piratas.
Isla Saona e Isla Catalina
Ya mencionadas en otros posts pero dignas de integrar esta lista de rincones increíbles.
En la punta sureste de la República Dominicana se encuentra Isla Saona, con su hermosa laguna y playas de arena blanca. Es el destino para excursiones que parten desde Bayahibe y La Romana.
isla-saona
Yendo hacia el oeste, y, frente a la costa, la Isla Catalina, es también un espectacular lugar para bucear y destino diario de muchos turistas.
En su lado este hay una espectacular pared para explorar buceando, que desciende hasta unos 80 metros y está poblada de increíbles corales. El agua es cristalina y de un maravillosos color azul-verdoso. No es un lugar muy escondido, pero vale la pena mencionarlo.
isla_catalina
Por supuesto, hay muchos otros lugares escondidos; estos son sólo unos pocos y sólo en la parte oriental.
República Dominicana es única, en términos de variedad de paisajes y climas, y si uno tiene la oportunidad y el tiempo para visitar todo, se podrán obtener experiencias realmente únicas.

0 comentarios:

Publicar un comentario