7.25.2016

Las tortugas marinas de la isla Saona

Captura de pantalla 2016-07-13 a las 09.56.46
En República Dominicana existen 4 especies de tortugas marinas que anidan en la isla Saona; todas están especificadas como en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (ICUN). Entre ellas, tanto la tortuga carey como la tortuga laúd se especifican como en peligro crítico, es decir, están entre los animales más amenazados del mundo. Obviamente, esto hace que cada una de ellas tenga un valor incalculable.
Captura de pantalla 2016-07-13 a las 09.57.21
Los conservacionistas trabajan arduamente para intentar salvar a estos bellos animales. Una de las iniciativas de conservación más intensas en la Isla Saona, se refiere a la tortuga carey.
Las tortugas carey viajan miles de kilómetros y si alguna parte de su viaje las lleva a una zona donde puedan ser heridas o depredadas, podría implicar la no supervivencia de la especie. Con este fin, los expertos tienen que conocer muy bien a dónde van estas tortugas después de poner sus huevos en la Isla Saona.
Para realizar un seguimiento de ellas, el equipo de conservacionistas detienen brevemente a algunas hembras carey en un corral, después de que han puesto sus huevos, y fijan un transmisor satelital a su caparazón. Esto no daña a la tortuga y permite a los expertos rastrear el recorrido que siguen después de desovar en la playa.
Captura de pantalla 2016-07-13 a las 09.57.00
Los pobladores locales también están involucrados en la preservación de las tortugas marinas. Hay una pequeña comunidad de 300 – 400 personas en la costa suroeste de la isla Saona. Los niños de la escuela de la comunidad y algunos de los adultos participan del proyecto conservacionista, que también implica la recolección de algunos de los huevos justo después que son puestos.
Los huevos recogidos en la playa se colocan en conservadoras y se registra el punto exacto de la playa donde fueron recogidos y el momento en que fueron puestos. Los huevos se mantienen en las conservadoras hasta su eclosión (60 – 80 días) y luego durante 3 días adicionales, para que las crías tengan la oportunidad de llegar a estar un poco más fuertes. Luego son llevadas al mismo punto de la playa donde se recogieron y puestas en libertad. De esta manera se eleva las posibilidades de supervivencia de 1 en 10.000 a 1 en 3000.
Si visitas Isla Saona, tal vez tengas la suerte de poder ver estos increíbles animales.

0 comentarios:

Publicar un comentario