9.20.2016

10 consejos para disfrutar al máximo las vacaciones en un spa

spa-massages
Más que cualquier otro tipo de vacaciones, las vacaciones en un resort-spa implican un estrecho contacto humano. Es un tipo de vacaciones con las que los novatos necesitan sentirse cómodos y que cumpla o supere las expectativas de los más experimentados. El verdadero valor de unas vacaciones de spa no se limita sólo a los tratamientos, sino a la experiencia total. Estos son 10 consejos para ayudarte a obtener el máximo beneficio de tus vacaciones en un hotel-spa.
1. No todos los resort-spa son iguales. Asegurate de elegir un spa que se adapte a tus gustos personales, presupuesto, intereses y ocasión – ya sea una cita romántica, un viaje con amigos o una escapada para relajarte en soledad. Si sos una diva de los spa, pero tu pareja prefiere otro tipo de cuidados, tal vez sólo una manicura o pedicuría, seleccioná un spa que se adapte a los intereses de ambos.
spa-resort-1
2. Buscá un spa que ofrezca muchos extras. Por ejemplo, algunos ofrecen instalaciones de entrenamiento, sauna húmedo y seco, piscina de inmersión en caliente y en frío, salas de aromaterapia, sala de estar o zonas de espera cómodas y tranquilas y clases complementarias, como yoga o Pilates.
3. Preguntá acerca de los servicios gratuitos del vestuario: batas, zapatillas, toallas, secador de pelo y bañera, ducha y productos de belleza. En las salas de espera o en el salón, no deberían faltar una selección de tés de hierbas, agua embotellada, fruta fresca u otros snacks saludables.
spa-resort-3
4. Llegá temprano y quedate hasta tarde. ¿Sabías que en la mayoría de los spa se puede reservar un solo tratamiento y estirar la experiencia a un día completo? Nadá, usá el sauna, hacé ejercicio en el gimnasio, relajate y quedate leyendo en el lounge antes o después de tu tratamiento.
5. Cuando vayas a hacer una reserva, preguntá por paquetes. A menudo, los spa ofrecen un mejor trato si se reserva dos o tres tratamientos juntos. Por ejemplo, masajes, faciales y pedicuría.
6. Cuando estés todavía en las etapas de investigación, preguntá cuánto tiempo dura realmente un tratamiento de una hora. En muchos spa un tratamiento de una hora dura en realidad sólo 50 minutos con 10 minutos para que el terapeuta limpie y acondicione el gabinete. En otros spa, 60 minutos son 60 minutos y el terapeuta tiene luego 15 minutos para preparar el gabinete para el próximo cliente.
spa-resort-4
7. Averiguá qué extras incluyen los tratamientos. Muchos spa hoy mejoran los tratamientos básicos, por ejemplo, un masaje capilar incluido en un tratamiento corporal o un masaje de manos o pies incluido en un tratamiento facial.
8. Preguntá si el “ambiente” de spa abarca otras partes del hotel o complejo. Si un establecimiento realmente se quiere destacar, va a tratar de reflejar esta filosofía. Por ejemplo, hay productos específicos y de calidad en las habitaciones (champúes de alta gama, acondicionadores, productos para la ducha)? ¿Hay un lugar para disfrutar de una comida en bata?
spa-resort-7
9. Asegurate de seleccionar un spa con experiencia y terapeutas calificados. Un terapeuta profesional, apasionado de su “arte” puede hacer la diferencia en tu experiencia de spa. La mejor manera de comprobarlo antes de la visita es leer las recomendaciones de otros viajeros, o artículos de profesionales del spa.
10. Tené en cuenta que un tratamiento de spa, cualquier que sea, no debería ser igual para todos, sino adaptarse a tus necesidades y preferencias específicas. En un verdadero tratamiento personalizado, nunca vas a escuchar “lo siento, pero así es como lo hacemos aquí”. Si algo no te gusta, hacéselo saber al terapeuta.

0 comentarios:

Publicar un comentario