2.21.2013

La magia de isla Saona en Punta Cana

Isla Saona, localizada en el extremo sureste de la República Dominicana, es la más grande de las islas adyacentes a la Española, forma parte del Parque Nacional del Este y sirve de santuario a varias especies de aves migratorias. 

Originalmente su nombre es ADAMANAY, un nombre de origen primitivo aborigen. Se presume que en el segundo viaje de Don Cristóbal Colón a la Isla Hispaniola, venía acompañado por un Italiano de origen Sabone, una región Italiana. Este Italiano fue quien descubrió la Isla, y Don Cristóbal Colón quiso bautizar la Isla en su honor. Durante los años los pobladores de la Isla encontraron el nombre demasiado difícil de pronunciar, por lo que le cambiaron el nombre por Isla Saona


En isla Saona encontraremos kilométricas playas vírgenes de una fina y blanca arena, rodeadas de millares de cocoteros. Aquí habitan numerosas especies, tanto una gran diversidad de aves como de especies de reptiles: tortuga carey, mantí, cotorra verde, jautía, etc. Isla Saona está protegida oficialmente y por lo tanto no se encuentran edificaciones en su litoral. 

Se han registrado 112 especies de aves dentro de los límites del parque, correspondiendo la mitad a las especies existentes en el país. De ese total, 8 especies son endémicas de la isla y 11 especies endémicas del área del Caribe


Isla Saona cuenta con preciosos arrecifes coralinos y riqueza florística. De las 539 especies reportadas en el Parque Nacional del Este, la mayoría se encuentra en este lugar. En la zona aparecen varias asociaciones de especies vegetales, las cuales integran diferentes ecosistemas, entre los que se pueden distinguir los bosques semi-húmedos, matorrales, y los manglares o bosques salados, que se componen de cuatro especies neotropicales: mangle negro, rojo, blanco y botón. 

Saona también tiene interesantes cuevas, como la de Cotubanamá nombrada en recuerdo del orgulloso jefe indígena de esta misma región quien fuera capturado por los conquistadores españoles y ejecutado en Santo Domingo. 


Una de las pocas áreas pobladas de este parque nacional, la isla Saona tiene un pintoresco asentamiento llamado Mano Juan. Este poblado de pescadores con sus casas de maderas en colores pastel es también un centro de manualidades. Isla Saona posee la denominada "Piscina Natural", es un área de agua cristalina que en el fondo se pueden observar innuemerables especies como la estrellas de mar entre otras, y aves como el flamenco. 

Weiler Caribbean Sea les ofrece un magnifico tour a Isla Saona, donde se podrá observar la gran variedad de aves migratorias y de mamíferos marinos, darse un capuzón en sus cristalinas aguas y disfrutar viendo estrellas de mar. Mas adelante podréis degustar una comida criolla y tendréis tiempo para descansar tumbados en sus largas playas. 


0 comentarios:

Publicar un comentario